Follow by Email

jueves, 14 de noviembre de 2013

GLOBOS DE AMOR PARA RUSIA

El pasado día 9 se celebro en la Plaza de Colon de Madrid, una concentración a la que acudieron familias adoptantes en la Federación Rusa.

Se leyó el siguiente manifiesto:

 



                    Hay una frase, que dice: “El Amor todo lo puede; el Amor, no encuentra barreras”…en nuestro caso, parece que las hemos encontrado, y todos juntos, deberemos apartarlas del camino…

                    Pues bien, todos juntos (autoridades, ecais y familias…), parece que conseguiremos que en un período de tiempo relativamente corto, se concrete la firma del tan necesario Convenio Bilateral en materia de adopción entre España y la Federación Rusa.

Una necesidad, que llevaba años sin concretarse, y que permitirá en el futuro a las familias españolas, poder cumplir el sueño de la adopción en Rusia… Ahora mismo, las familias que estamos con el proceso de adopción en curso, necesitamos tanto o más que respirar, que los juicios de adopción se reanuden cuanto antes; y por consiguiente, las asignaciones puedan recuperar su ritmo habitual… Para quienes ya conocimos hace meses, a los que ya consideramos nuestros hijos desde el primer momento en que los vimos, cada día que pasa, es un auténtico drama: cada vez que amanece, es un día triste y vacío para todos nosotros. Pero más importante aún, cada día que pasa, es fundamental para los niños que nos esperan, faltos de estímulo y del cariño tan necesario para todos ellos: un día más, que pasarán posiblemente sin conocer el significado de un simple beso ó de lo que es el Amor…ese amor que les enviamos todas las familias hoy desde aquí y a lo largo de toda la geografía nacional, en esos globos que soltaremos al cielo,  con la esperanza de que lo sientan de algún modo; ese amor incondicional que estamos dispuestos a ofrecer a nuestros niños…a esos niños, que desgraciadamente en la mayoría de los casos, únicamente han conocido las paredes de un hospital y una casa-cuna u orfanato.
               
Esos son los niños que nos esperan, nuestros hijos…los mismos que al conocernos aprendieron lo que era un abrazo. A pesar de que nacieron a miles de kilómetros, nuestros corazones, nos guiaron hacia ellos. Aprendimos a quererlos incondicionalmente, antes de haberlos conocido; y ahora, tratamos de demostrárselo… todos nuestros hijos, conocieron una vez lo que era el abandono ó se vieron despojados de una familia: y no podemos permitirnos, que lo sientan una vez más. Esa familia biológica, los dio la vida, pero somos nosotros, quienes estamos preparados para guiarlos y enseñarlos a vivirla.

Todos sabemos, que en cualquier lugar del mundo, hay niños en desamparo; niños con necesidades que deben ser atendidas… y a todos nosotros, nos une la atracción que sentimos y que nos llevó a iniciar nuestros procesos de adopción en Rusia: las señales, nos hicieron sentir, que ese era el lugar donde nos esperaban nuestros hijos. Por nuestros hijos, siempre llevaremos éste país en el corazón; por permitirnos cuidar del mejor de sus frutos, por darnos lo más maravilloso que existe en la Tierra.

Queremos agradecer a las autoridades, su trabajo y sus intenciones para resolver esta situación; pero necesitamos un esfuerzo más, un impulso que estamos seguros, lograría desencallar la situación. Más de dos meses han pasado ya, desde que se paralizaron los juicios de adopción…y debido a la inminente firma del Convenio Bilateral, no podemos comprender que no exista una medida provisional, que permita proseguir con nuestros juicios…no podemos comprender que sea la burocracia, quien ponga barreras a las necesidades y derechos de los niños; y a pesar de todo, seguimos confiando en quienes deben resolverlo, porque eso es realmente lo que necesitan nuestros pequeños: esa es la sociedad que queremos para ellos, la del entendimiento, la confianza y la esperanza.

Les rogamos, transmitan de la manera que sea posible al Tribunal Supremo ruso, que nuestro único objetivo, es dar nuestro amor a esos niños: darles una familia y permitir que puedan ver cumplidos todos sus derechos y necesidades; así como nuestra convicción y esfuerzo para cumplir con la legislación rusa en todo momento. Esos niños, son lo que más queremos y necesitamos en el mundo, y no hay cosa que no estaríamos dispuestos a hacer por ellos. Permítannos, encontrar la felicidad de poder reunirnos con nuestros hijos…porque lo más difícil para ellos, era encontrar una familia: y en éste caso, eso es lo que tienen ya…unos padres, abuelos, tíos, primos, amigos que los esperan;  una habitación llena de ropa, juguetes y sobre todo, sueños; un colegio en el que en muchos casos ya están matriculados… lo tienen todo preparado para tener una oportunidad y crecer felices, como cualquier niño merece y necesita: sólo, falta lo más importante y único imprescindible…faltan ellos.
    
Su recuerdo, nos hace a todos fuertes y dichosos; pero su ausencia, nos destroza el corazón…

Necesitamos, porque es mucho sufrimiento acumulado, esa noticia que nos permita relajarnos y poder expresar sin palabras, entre lágrimas de alegría, toda esa negatividad que nuestro cuerpo ha ido rechazando y guardando bien custodiada…poder sollozar, porque el cuerpo nos lo permita. Ahora, alguna lágrima se puede escapar, pero no podemos permitirnos el desánimo, para no dejarnos arrastrar por él. Nos acostumbramos a convivir (aunque no resignándonos a aceptar) con la tristeza del momento, para no sufrir con falsas esperanzas, aunque siempre deseando que llegue el instante que todo lo cambie y podamos viajar a por nuestros hijos.

Somos realistas, pero el subconsciente y la necesidad, nos hacen pensar y creer, porque nos da ánimo y nos permite mantener la ilusión: y por eso, seguimos con la fuerza para luchar por nuestros hijos.

Cada día, cuando amanece, soñamos con que llegue ese día tan ansiado y necesitado, que sea el origen de la reanudación de nuestros procesos…pero lo que también queremos rogarles a las autoridades, tanto de España, como de la Federación Rusa, es que le den la mayor URGENCIA posible a la firma del Convenio Bilateral, y su INMEDIATA entrada en vigor tras dicha firma…

Queremos agradecer de una manera especial y de todo corazón, a todos quienes de una manera u otra, han mostrado su apoyo y ánimo a las familias… y sobre todo, a todos quienes estáis hoy aquí, arropándonos en el dolor…

Un mensaje de ánimo y esperanza, al resto de nuestra familia rusa de adopción, que repartidos por todas las regiones de España, están hoy en el corazón de todos nosotros, y que también soltarán sus globos al cielo, con sus cartas y todo el amor para sus hijos.

Queremos también, agradecer a Dios y al Destino, haber puesto a todos éstos ángeles (y los que vendrán), en el camino de nuestras familias…pero también por habernos permitido conoceros a todos vosotros: a la Gran Familia de la Adopción.






Para finalizar, aquí os dejamos las palabras emocionadas de una familia afectada y las cartas que leyeron a sus hijos tan deseados.

Animo a todos!!!!!!!!!!!!!!


“Fuimos unas de las parejas que organizamos el acto del sábado en la Plaza de Colón en Madrid, fue precioso, fue un acto muy respetuoso y tratando de dar una buena imagen, como siempre, del país de origen de nuestros hijos, así como de nuestras autoridades. Fuimos más 200 personas, hubo familias que vinieron de Huelva, de Barcelona, de Jaén, etc, además vinieron muchos papas con sus hijos a mostrar todo su apoyo, fue muy emocionante. Y  los que no pudieron venir a Madrid también lanzaron fotos desde su casas, hubo globos por todas las partes de España, e incluso desde Argentina ¡¡¡¡ Aunque las circunstancias son muy tristes, y lloramos mucho por nuestros pequeños, el hecho de juntarnos las familias nos dio mucha fuerza para seguir adelante”. Lola y Arturo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario