Follow by Email

jueves, 18 de agosto de 2011

Cosas que se dicen sobre la adopción

Se dice mucho y existen multitud de suposiciones en relación con la adopción. Algunas de ellas son ciertas, otras lo son a medias y otras absolutamente falsas.
Conviene tener muy clara cual es la realidad de la adopción en Rusia para no llevarse a engaños. Tener una buena información es crucial para tomar una decisión adecuada. Si se tienen dudas sobre aspectos importantes que puedan afectar a la toma de decisiones, o se  plantean expectativas inadecuadas, o se tienen temores infundados…. es muy importante aclararlas acudiendo a la fuente  correcta antes de seguir adelante con el proceso para tener una mayor o mejor información y para tener actitudes adecuadas ante la adopción.

Repasamos algunas de estas cosas que se dicen……..

Es difícil poder adoptar a bebes recién nacidos. Si consideramos bebes recién nacidos niños de hasta una año, es cierto. Es prácticamente imposible por diversos motivos, el principal el tiempo de estancia obligatoria en el Banco de datos Estatal (listas para la adopción nacional) que pasan los niños en Rusia que es de seis meses. Esto siempre que se le inscriba nada mas nacer, que casi nunca ocurre, ya que los tramites burocráticos, informes médicos… hace que pasen varios meses antes de esta inscripción. Para niños hasta tres años son la mayoría de las solicitudes, esto hace que las familias con este perfil sean las que mas esperan en Rusia para realizar una adopción.  Pese a todo esto, como curiosidad os podemos decir que  de los 164 menores llegados a España con Aipame el pasado año, 60 son niños de entre 1 y 2 años, 50 entre 3 y 4, 31 entre 5 y 6 y 23 mayores de 6.   

Y sin problemas de salud. Muy probablemente en la reunión informativa que dan las distintas administraciones  en España  a la que asistís antes de iniciar cualquier tramite habréis escuchado que los niños que vienen de Rusia o de países del este en general están todos enfermos.  También constantemente escuchamos que la ley Rusa no permite la adopción de niños sanos por parte de familias extranjeras y que por eso en los informes médicos los diagnósticos están exagerados (en el año 1995 se aprobó una normativa en la que se eliminaba esta restricción).
Los médicos Rusos no exageran ni mienten pero su terminología y forma de entender la medicina es diferente a la nuestra,  la practica pediátrica no esta demasiado protocolizada, tienen categorías de diagnósticos diferentes, incluso sus conceptos de salud y enfermedad son diferentes.
Las familias tenéis derecho a realizar al menor preasignado un reconocimiento médico adicional antes de la celebración del juicio de adopción. El centro o institución donde esté acogido el menor podrá permitir tal reconocimiento, si bien indicará el procedimiento a seguir en cuanto a la posibilidad de desplazamiento del menor. Es conveniente que no se soliciten pruebas que resulten dolorosas para el menor.
En tantos años de experiencia no nos hemos encontrado con ninguna familia que se haya sentido presionada a aceptar a un menor para el que no estén preparados para adoptar. De hecho calculamos que puede haber un 20% aproximadamente de familias que rechazan a niños, incluso algunas rechazan niños varias veces a lo largo del proceso.
Por supuesto que hay muchos niños institucionalizados en Rusia que están enfermos y que cabe la posibilidad de que si el niño es muy pequeño llegue con alguna enfermedad no diagnosticada. Estos casos representan un tanto por ciento bajísimo teniendo en consideración la gran cantidad de niños rusos que llegan a España.

Los niños Rusos son rubios y de ojos azules. La Federación Rusa abarca una gran extensión entre Europa y Asia. Esto puede darnos idea de la diversidad de etnias existentes. Hasta 41 según algunas estimaciones. Algunas personas piensan que las personas rusas son generalmente de aspecto rubio con ojos claros. La realidad es que esto no es así, hay multitud de rasgos, mongol, eslavo, árabe, tártaro, kazajo……
En cada región predominarán los rasgos autóctonos, si bien, los movimientos de población han sido muy usuales en la Federación y es muy habitual encontrar en cualquier Región menores con rasgos diferentes, de hecho los rasgos físicos puede ser un motivo de abandono de un menor en Rusia.

Con la llegada del niño a España se acaba el proceso adoptivo. No es así. Diría incluso que es uno de los trámites más importante de todo el proceso ya que de presentar estos informes depende la continuidad de la adopción en Rusia de las familias en trámite.
La legislación Rusa exige presentar cuatro informes de seguimiento durante tres años desde la fecha de la sentencia. Son sumamente exigentes el la forma y plazo de presentación de estos informes.

Los niños adoptados son objeto de burlas en el colegio. Si, puede ocurrir. Los niños pueden oír por parte de sus compañeros comentarios que les duelan mucho como “pues tu madre no es tu madre, porque tu verdadera madre es otra”. Las familias adoptivas, debéis  ser conscientes de este problema y estar dispuestos a ayudar a vuestro hijo cuando esto ocurra, ayudándoles a entender ciertas actitudes, abordando el tema con otras personas si fuera necesario, como profesores, padres de otros niños…. Y sobre todo dejando claro vuestro afecto y amor incondicional y para siempre.

Los padres adoptivos no son igual que los biológicos. Rotundamente falso. Los lazos afectivos que los niños crean con sus padres adoptivos son exactamente igual de seguros y estables que los que crecen con sus padres biológicos. Los vínculos afectivos nacen de la relación a lo largo del tiempo, se va generando poco a poco y no tiene nada que ver con la relación biológica entre dos personas. Los niños, se vinculan emocionalmente con quienes están disponibles para ellos, con quienes son sensibles a sus problemas, con quienes les expresan cariño y afecto, les cuidan  y con quienes les apoyan en diferentes situaciones. Los niños, que son muy listos, descubren muy pronto que todo esto es más importante que las relaciones biológicas.

Los niños adoptados agradecen constantemente el cariño a sus padres adoptivos. No es cierto. La vida cotidiana de los niños en sus hogares adoptivos es muy semejante a la de los niños biológicos. Los niños adoptados no tienen presente constantemente que lo son ni tampoco piensan que la forma en que sus padres se comportan con ellos se deba a que son adoptados. En todas las familias, adoptivas o no, hay alegrías y conflictos, momentos felices y de tensión. Cuando los niños adoptados se porten mal o se enfaden con sus padres debe tomarse como prueba de normalidad en las relaciones familiares y no como ingratitud.

Los niños adoptados manifiestan en sus hogares conductas inadecuadas. Sucede frecuentemente que los niños puedan manifestar en su hogar ciertos comportamientos aprendidos con anterioridad a la adopción. Hay que tener en cuenta que el niño llega a su nueva familia con una historia previa. Esto implica que haya aprendido cosas como formas de expresarse, de manifestar sus problemas de conseguir atención o afecto… Todos dependemos de nuestro pasado y los niños adoptados no son una excepción. El pasado puede estar presente en la conducta del niño y puede dar lugar a situaciones problemáticas o indeseadas.
Para aprender otras cosas, para establecer nuevas relaciones, para superar sus problemas para eso precisamente vienen a  una nueva familia que debe ayudar a superar las dificultades con algo de paciencia y mucho cariño. No olvidemos la ayuda externa si lo vemos necesario.

Los padres biológicos pueden reclamar a los niños en cualquier momento. Es falso. Una vez que finaliza la parte del trámite judicial y cuando se ha dictado resolución de adopción y sea firme la sentencia  los vínculos legales entre los adoptantes y el adoptado son iguales a los de la familia biológica y quedan sin efecto los vínculos jurídicos anteriores. La adopción en Rusia es de carácter pleno.
Los padres adoptivos serán a partir de este momento padres del menor  para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario