Follow by Email

jueves, 1 de septiembre de 2011

El encuentro

Nos es fácil imaginarnos las preguntas que os hacéis las familias que queréis adoptar respecto al niño ¿cómo será?, ¿cómo se portara?, ¿se adaptara?, ¿estará bien de salud?, ¿qué cosas le gustan?, ¿que le habrá pasado?, ¿por qué esta en un centro?, ¿qué necesitara?.......

Pero quizás no nos sea tan fácil imaginarnos las preguntas que los niños pueden hacerse respecto a las familias que los adoptaran, sin embargo les surgen también multitud de preguntas, ¿cómo se llama la gente con la que voy a estar?, ¿cómo será la casa donde viven?, ¿cuánto tiempo voy a estar con esta familia?, ¿saben ellos algo de mi?, ¿cómo me las arreglare si no me entienden ni yo a ellos?, ¿volveré a ver a mis amigos?, ¿cómo será ese país?, ¿me gustara la comida?, ¿serán feos o guapos, altos o bajos, pobres o ricos?, ¿habrá mas niños en la casa? ………..  Es importante que seáis conscientes de esta situación.

En algunas ocasiones los niños pueden recibir cierta preparación en la que encontraran respuesta a algunas de sus preguntas, en otras ocasiones ni tienen recursos ni posibilidades de preparar a los niños, no se les informa ni se les prepara y muchas veces el encuentro o recogida después del juicio, se produce sin que puedan entender lo que sucede. En cualquier caso sus recursos son mucho más escasos para afrontar este momento tan importante en sus vidas.

Hay que ir preparados para que el niño se muestre retraído, incluso os puede rechazar. Cada niño es diferente y cada situación es diferente, tendréis que ser vosotros los que tengáis que intuir el mejor modo de actuar con el niño, ayudara sin duda llevar algún juguete, no exijáis al niño ninguna prueba de cariño, poneros a su altura para que pueda veros de frente, hablarle bajito, con tono amable y afectuoso, respetar la distancia que el niño marque, no tengáis prisa, aprender algunas palabras en ruso, por que no?  Seguro que vuestra seguridad y entereza le hará sentir tranquilo.

Es recomendable que cuando viajéis Rusia la primera vez a conocer al niño, de las fotos que os hagáis con el en el orfanato, dejéis algunas a las cuidadoras. Ellas se las enseñaran a menudo o se las pondrán en la pared al lado de su camita para que os recuerde. Podéis también llevar fotos de vuestra casa, de vuestros otros hijos, mascotas, dejárselas allí hasta que volváis a recogerlo.

Toda la información importante que recopiléis del niño, el encontrar un poco de tiempo en los viajes que haréis a Rusia para comprar cuentos, revistas, películas, música, fotos, mapas, juegos, utensilios del país será importante para  cuando el niño manifieste la necesidad de conocer su cultura de origen. Os ayudara también en los primeros momentos.

1 comentario:

  1. En nuestro caso lo que nos funcionó muy bien fue llevarle en cada ocasión galletas y zumo (el niño tiene 3 añitos)para romper el hielo. Luego pompas de jabón y globos indispensable!!!!! También un juguete con luces y música...le va a encantar!!!
    Y respetar su ritmo...con mucho cariño...
    En nuestro caso el viaje de asignación fue como una luna de miel...maravilloso y inolvidable...

    ResponderEliminar